¡Realizá sin control!

En la tercera semana de nuestro entrenamiento semanal: ¡Viví Auténticamente! nos estamos enfocando en fortalecer nuestra Fe para realizar la visión que Dios nos revela, sin necesidad de pedir garantías o de cuestionar su viabilidad. Se nos abre la oportunidad de experimentar qué ocurre cuando nuestra visión es más fuerte que nuestra razón. ¿Te animás a purificar tu cuerpo mental-emocional para precipitar algo más grande de lo que conocés hasta este momento? ¿Es posible que te corresponda crear algo grandioso? ¡Realizá sin control!

Generalmente, sacamos conclusiones lineales, nos definimos de acuerdo con actitudes pasajeras y obtenemos pruebas externas para valorar si estamos progresando en nuestro camino espiritual y si tenemos algo valioso para contribuir. Al compararnos con un estándar, perdemos la capacidad de estar presentes con el despliegue natural de nuestra propia evolución. Vemos imperfección en vez de percibir que nuestra conciencia y realidad evolucionan de acuerdo con el Timing Divino.

La exposición a Dios es milagrosa

Tu plenitud no depende de lo que opines acerca de vos mismo, de las conclusiones simplistas que uses para explicar tu experiencia actual o de lo que digan o hagan otras personas, sino de tu relación con Dios. En su presencia se disuelve la crítica y la desvalorización y encontrás la próxima puerta que estás llamado a abrir. Llená tu vacío con Unidad. La única cercanía que necesitás mantener es con Dios. Todo el resto se reordenará al permanecer en su presencia transformadora.

Cuando tenés una crisis de Fe en vos mismo, comienza tu Fe en Dios. Este es tu próximo paso: dejar todo en manos de Dios. ¿Te animás a despertar la Fe que trasciende la evidencia física, pasajera? La FE PURA no concibe falta o limitaciones. No cree que no merece realizar su máxima visión por ‘culpa’ de sus acciones pasadas. Está libre de historia, de definiciones y de restricciones. La PURA FE es el espacio que llena Dios para que puedas realizar lo que parece imposible.

Unite a Dios

En presencia de Dios aparece todo lo que anhelás. Se revela tu abundancia. Separado de su presencia, aparece la falta y, por lo tanto, el miedo. Perdés contacto con el poder, sabiduría y amor con los que fuiste concebido. Cuando sientas distancia entre tu experiencia actual y la visión que Dios ya colocó en tu mente-corazón, respirá, hacé una pausa, soltá tu tensión interna, y llená ese espacio de con energía vital. Al reconectarte con la vida, se abrirán oportunidades creativas. Llená esa supuesta distancia con Fe, con Sabiduría y con Amor para neutralizar las creencias limitantes que te alejan de tus sueños (de la vida que Dios tiene preparada para vos). Para disfrutarla, tenés que soltar el control y tu auto-percepción carente (la de un pecador que necesita castigarse porque no merece recibir la gracia divina). Soltá el apego a vivir tu vida ‘’a tu manera’’, tratando de cumplir tu propósito lleno de condicionamiento, duda y confusión. Tu propósito necesita fluir; no podés expresarlo si defendés tu estructura de vida actual. ¡Llenate de Divinidad!

Elegí tu libertad mental-emocional

Aceptá la Intervención Divina para liberarte del apego al dolor y al sufrimiento. Mientras creas que acumular pertenencias y logros externos te completará, no valorarás lo que es realmente trascendente. Pondrás el valor en objetos o en personas y no en tu transformación espiritual. Acumularás éxito social, pero no despertarás las virtudes y los valores en los que Dios quiere que te enfoques.

Poné a Dios primero

Te invitamos a disfrutar de nuestra Práctica Inicial para recibir una activación de energía que te ayudará a dejar de buscar respuestas en tu mente y a confiar en el Plan Divino.

Amor y bendiciones,

Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Feedbacks en linea
Ver todos los comentarios
0
Apreciamos tu sensibilidad, por favor deja tu comentario.x
()
x
Abrir chat