Contribuí para multiplicar

Un milagro (el don de realizar lo que parece imposible) implica expansión. Dios no puede obrar un milagro de la nada, sin que pongas a disposición tus virtudes, tus valores espirituales y tu energía creativa. Dios multiplica tus recursos actuales, no te da lo que no hay. Por lo tanto, no podés crecer sin contribuir porque Dios no puede multiplicar tus promesas, sino tu aporte presente. No evita tu crecimiento, lo impulsa. ¡Contribuí para multiplicar!

A su vez, Dios sólo obra milagros con tu consentimiento. Te ofrece revelar algo de valor permanente si ves valor en ese ofrecimiento. Existe reciprocidad. La creación divina se basa en el respeto, en el reconocimiento y en la apreciación genuina. Si te da igual, elige a otro testigo de su grandeza porque no puede darte algo que despreciás o que se opone a tu voluntad.

En todo intercambio hay justicia

»Dame todo a cambio de nada» es una demanda que no acuerda con Dios. El merecimiento funciona por Ley de Correspondencia, no por chantaje, negociación, o por prometer algo que sabés que no tenés la intención de cumplir. DA hoy para activar el flujo divino en tu conciencia. Dios sólo te pide que des un paso para acercarte a su presencia.

¿Cuántos recursos (tiempo, dinero y energía) invertiste en tu expansión espiritual en los últimos 2 años? ¿Lo hiciste permanente o esporádicamente? Multiplicá tu tiempo de dedicación si querés ver más frutos. Si seguís igual o no te ocupás de tu transformación interior, Dios no puede darte más porque te estaría subestimando y conformando en vez de honrando tu grandeza. ¡La devoción espiritual es el pilar de tu autorrealización!

La Educación Centrada en el Ser

La Conciencia Divina te comparte códigos y claves de salud-abundancia para que los apliques en tu vida (y veas el milagro realizado) y, a su vez, para que ilumines la manera en la que te relacionás con tu familia y con tu Comunidad. ¿Estás impulsando su evolución o los estás malcriando? El amor evoluciona, no excusa comportamientos limitantes.

La educación tradicional (familiar-escolar) es complaciente. Por lo tanto, cuando nos replanteamos cómo revertirla y educarnos en valores y virtudes espirituales, la transición parece difícil. Hay hábitos instalados que pelean por subsistir y que no se dejan transformar. Los permitimos por mucho tiempo y ahora tenemos que desalojarlos. El inquilino protesta porque se acostumbró a comportarse de acuerdo con esa dinámica y no quiere aprender algo nuevo.

Nuestra tarea individual y colectiva es trascender la educación mental (el adoctrinamiento cultural) que recibimos y contribuir sabiduría divina para recordar nuestra identidad espiritual y reconectarnos con nuestro auténtico propósito de vida. Si estás listo…

Da el próximo paso

Te invitamos a conocer nuestras propuestas online para sumarte a un espacio de conciencia en el que te sentirás contenido e inspirado a desactivar el piloto automático y a seguir el impulso de tu corazón. ¡Fortalecé tu conexión espiritual y reordená tu vida de acuerdo con la guía de la Conciencia Superior!

Reservá tu lugar: (podés unirte en cualquier momento del año).

*El Silencio (te) Transforma: clic aquí.
*Viví Auténticamente: clic aquí
.

¡Te damos la bienvenida a nuestro espacio de transformación!

Amor y bendiciones,

Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Feedbacks en linea
Ver todos los comentarios
0
Apreciamos tu sensibilidad, por favor deja tu comentario.x
()
x
Abrir chat