fbpx

.

Te invito a reflexionar acerca de la Fuente de tus Deseos. ¿Qué buscás a través de ellos? ¿Cuál es su propósito?

¿Cuánto de lo que deseás es trascendente? ¿Qué deseás realmente? ¿Tomar algo de tu entorno o darle algo a tu entorno? Si tus deseos provienen del ego y de tu necesidad de autogratificación, la felicidad que te produce realizarlos es efímera; se desvanece antes de que tu mente fabrique un nuevo objeto de necesidad. Si tus anhelos provienen de tu Ser, de tu abundancia interna, siempre te inspiran a Servir.

El combustible de la mente es la necesidad. La búsqueda es su alimento. Tiene que ver imperfección para mantenerse ocupada y retroalimentar su programa básico: la carencia. Tus pensamientos te muestran lo que creés que te falta para mantenerte en la búsqueda constante de eso que aún tenés que obtener o lograr. ¿Qué sucedería si la mente dejara de buscar algo externo para encontrar satisfacción? ¿Qué sucedería si concentraras tu energía vital en vez de tener que consumir algo para sentir plenitud? ¿Qué sucedería si soltaras todos tus deseos y expectativas?

Leer más: Desear no desear

El próximo mes de septiembre nos impulsa a dar un salto hacia una nueva realidad. Para poder hacer esta transición de manera orgánica, te ofrezco considerar algunas de las temáticas relevantes del mes para que puedas reflexionar acerca de ellas y alinearte con las frecuencias que ya nos están preparando para dar este salto en conciencia.

Leer más: A-Dios

No podés dar lo que no conocés y no proviene de tu experiencia directa. El Camino de la Maestría es experiencial. Es fácil compartir teorías porque sólo requiere que leas libros, copies ideas ajenas y acumules información. Cualquiera puede hacerlo. Sin embargo, tu Servicio implica contribuir sabiduría, no información. Para tener impacto humanitario-planetario tenés que enfocarte en tu autoconocimiento. Este es el primer paso de cualquier Servicio. La introspección antecede a la exteriorización. Muchas personas pretenden obviar este paso o acelerarlo, pero es vital que puedas apreciar tu tiempo de autoindagación. Es el que te permite sentar las bases de tu vida y de tu Servicio Divino.

Leer más: Conócete a ti mismo


Tu compromiso con el Camino de Amor-Verdad te conduce a tu Juicio Final. Es el momento en el que se encienden tus Códigos de Merecimiento internos y se produce la alquimia que disuelve tu mentalidad pecadora y activa tu Conciencia Milagrosa. Dejás de sentir culpa y de castigarte por tus supuestos errores. Dejás de percibir carencia y reconocés la perfección divina.

¿Cuál es tu miedo raíz? Tal vez creés que tiene que ver con alguna experiencia externa que te causa inseguridad o que está por fuera de tus límites de comodidad. Puede ser hablar en público, iniciar o terminar una relación, tener tu propio emprendimiento, hacer un deporte de riesgo, viajar solo. En realidad, no le tenés miedo a algo externo, aunque lo veas proyectado en una determinada situación o persona. Lo que se interpone con tu verdadera libertad y te impide trascender todas tus limitaciones es el miedo al compromiso. Tu sistema de pensamientos perdura porque defendés creencias relativas. Estás identificado con la dualidad y le tenés miedo a la Unidad.

Leer más: Compromiso

Esta última etapa del año te ofrece sintonizarte con la Conciencia de la Era Iluminada y cosechar los frutos de todo lo que expandiste interiormente. Durante estos meses podés conectarte con la dicha y dejar de creer que vas a realizarte por medio del esfuerzo o de la imposición (obligaciones, inclusive espirituales). Tu autorrealización ocurre espontáneamente cuando te estabilizás en una vibración de gratitud, apreciación y entusiasmo.

Te comparto 7 claves para facilitar tu transición a la Unidad y para que te animes a responder el llamado planetario que te invita a neutralizar tu NO interno para descubrir qué existe del otro lado del velo, es decir qué es posible cuando soltás todos tus miedos y vivís en un estado de amor permanente.

Leer más: Amor Divino

Estar Presente (Mindful) no es lo mismo que haber despertado tu Conciencia Plena. La presencia te hace tomar conciencia de tu realidad y atestiguar la ilusión para no volverte reactivo y perderte en su distorsión. Estar presente te ayuda a estar más atento a las sensaciones del cuerpo y a tus experiencias humanas, pero genera identificación con tu personalidad. Aún así, esta experiencia es grandiosa porque podés liberarte de estrés y empezar a tomar el mando de tu realidad. Es un ‘’escalón’’ sumamente necesario en tu camino de expansión.
 
¿Estás listo para dar un paso más?

2020 es un año fundacional; sienta las bases para la Experiencia Nueva Tierra. Impulsa una transformación radical en la conciencia colectiva de la Humanidad. Estamos siendo llamados a dar un salto cuántico para recibir todas las bendiciones de esta línea de tiempo ascendida.

Para completar esta transición es vital que cada Ser acepte su Plan de Vida. Muchas personas tienen miedo de contestar este llamado porque están apegadas a su vida tradicional. Sienten que al expandirse tienen que proteger esa versión y que su seguridad se ve amenazada. Sin embargo, esa estructura tiene que sacudirse para poder encontrar estabilidad verdadera. Todo lo que la Conciencia Superior pretende hacer es remover lo que no es auténtico en tu vida para que puedas pararte en tierra firme. Por lo tanto, tu expansión va a involucrar constantes purificaciones, es decir oportunidades para desafiar tu falso bienestar y aceptar la transformación que trae el Amor-Verdad.

Leer más: Constante simplificación

La Paz Interior se despliega cuando podés conectarte con la Perfección Divina; cuando te disponés a verla y a escucharla; cuando te rendís a ella. Fuiste bendecido con el don del Libre Albedrío, lo cual significa que tenés el derecho y el poder de elegir cómo conducir tu energía vital. Podés dirigirla hacia la realidad que querés materializar. Tu energía construye tu mundo interno y este genera tu realidad externa. ¿A dónde estás dirigiendo tu energía?

Leer más: Señales Divinas

Tradicionalmente se ha entendido a la salud como opuesta a la enfermedad física, mental o emocional. Sin embargo, sanar significa completar, es decir reunificar aspectos que están fragmentados. La Conciencia del Nuevo Humano está unificada; no está sujeta a una realidad dual, no experimenta polaridades y no está separada de la Divinidad. La salud es la base de tu autorrealización porque TODO surge del uso consciente de tu energía vital.

El principal capital de La Nueva Humanidad es la maestría energética.

Leer más: La Salud del Nuevo Humano