El próximo mes de septiembre nos impulsa a dar un salto hacia una nueva realidad. Para poder hacer esta transición de manera orgánica, te ofrezco considerar algunas de las temáticas relevantes del mes para que puedas reflexionar acerca de ellas y alinearte con las frecuencias que ya nos están preparando para dar este salto en conciencia.

*Elegí tu empoderamiento: llegó el momento de aplicar todo lo que recordaste. La sabiduría que revelaste necesita ser aplicada para hacer el embodiment de los aspectos de tu conciencia superior que activaste. Es un llamado a la acción inspirada.

*Salí de la negación: iluminá tus miedos más profundos y salí de la pasividad que se genera al no ver posibilidades de transformación; al no saber cómo evolucionar tu realidad. En tu espacio de silencio y quietud interior siempre vas a encontrar una respuesta evolutiva.

*Reforzá tu compromiso: asumí qué realidad querés materializar. Se requiere mucha energía y contención para poder hacer la transición hacia tu realidad más elevada. El Poder de una Comunidad te da la motivación para elevarte y te mantiene enfocado en tu máxima visión. Es un momento clave para encontrar tu Comunidad de Ascensión y para dejarte guiar hacia tu autorrealización.

*Trascendé el viejo paradigma: es un momento propicio para resolver tus programaciones naturalizadas. Luego de convivir con una determinada mentalidad durante milenios, esos patrones de pensamiento suelen instalarse y volverse habituales. Tu discernimiento y tu visión clara pueden ayudarte a identificar esos patrones ocultos, a los que inclusive les diste valor porque fueron validados socialmente.

*Reordená tu realidad: Tu hogar, tus relaciones, tu servicio/emprendimiento y tus recursos buscan un nuevo destino. Permitite replantearte tus prioridades y elegir, no por miedo o apego a lo conocido, sino inspirado por el sentir de tu corazón. Elevá tus intenciones para sintonizarte con los circuitos de energía más elevados. Se está acentuando la división de líneas de tiempo y realidades. Estamos ante un nuevo punto de decisión y ante la oportunidad de orientar nuestros recursos hacia la realidad que queremos materializar. Recordá que aquello en lo que invertís, prospera. ¿Qué querés hacer crecer en tu vida?

*Reconocé a tu Familia de Luz: Si bien tu punto de anclaje es interno, la reunión con tu familia y con tu comunidad de luz es clave para poder expandir conciencia sin caer en los engaños de tu mente. Tal vez tu familia de origen no te acompañe en tu camino de evolución, pero tu familia de luz viene a ocupar ese lugar. Representa a todos los Seres afines a tu visión y a tu energía esencial que te ofrecen el marco perfecto para soltar tu apego ancestral, tu miedo al juicio colectivo y realizar tu plan de vida en libertad.

*Cortá patrones repetitivos: ¿Qué te atrapa en un círculo vicioso? ¿De qué círculo querés salir? ¿A qué le querés decir adiós?

El adiós (A-Dios) tiene una connotación negativa para las personas, pero quiere decir que deseás que todo se eleve. Todo aquello de lo que te despedís refleja tu evolución; es lo que elegís entregarle a la Fuente Divina como prueba de tus lecciones aprendidas. Implica que accediste a más sabiduría, que maduraste y que estás listo para recibir más abundancia. Decir adiós es reconocer tu expansión y asumir tu grandeza espiritual. Implica haber amplificado tu capacidad de amar.

Para concluir, te invito a reflexionar acerca de estas preguntas. Es importante que tengas una visión clara para que puedas conducir tu energía sabiamente y realizar tu visión más abundante.

*¿Qué versión tuya querés integrar? ¿De qué escondites emocionales-financieros estás listo para salir?
*¿Qué realidad creés merecer? ¿Qué estás dispuesto a dar por ella?
*¿Cómo te querés posicionar en esa nueva realidad? ¿Quién sos realmente? ¿Estás listo para dejar de identificarte con tus viejos roles familiares y sociales y transformarte en tu versión más evolcionada?

Abrite al poder de la precipitación. Tu nueva realidad no te pide coherencia con quien creíste ser hasta este momento. Dejá tus intenciones lineales y animate a dar un salto cuántico.