La paz conduce a la abundancia. En La Nueva Tierra prosperan quienes abren su corazón e impulsan el cambio de conciencia colectivo. Son los Nuevos Humanos que recuerdan que la realidad es vibracional y que su realización depende de sus recursos internos. Quienes acumulan, pierden energía; quienes se simplifican, multiplican sus oportunidades. El dinero, tus recursos materiales y los objetos que asociás con tu abundancia no tienen poder; no pueden darte seguridad, garantizarte amor o elevar tu autoestima. No son la Fuente (el origen) de tu plenitud sino el reflejo natural (el resultado) de tu abundancia interna.

Tu Fuente de abundancia es la Paz. Es un estado de conciencia en el que reconocés que nada externo puede brindarte seguridad, comodidad, estabilidad o propósito. Es el descubrimiento de tu valor interno, el respeto por tu verdadera esencia, el que te conduce al uso divino (correcto) de tu energía vital. Te convertís en una expresión de la Divinidad que está en armonía con Todo y, de ese modo, equilibrás tu vida y amplificás la luz del Planeta a través de tu presencia amorosa.  El reconocimiento despierta tu Fuente de abundancia interna y la gratitud la amplifica. Ambas provienen de la paz porque son frecuencias expansivas y no reactivas.

Lo que bloquea tu flujo de abundancia es tu confusión mental-emocional-espiritual. Convivís con una mezcla de creencias y verdades que se contradicen y generan un estado de tensión y conflicto. ¿Cuáles son tus creencias acerca de la prosperidad? ¿Cuál es tu visión de abundancia más elevada? ¿Cuál es el uso del dinero que te inspiraría ver en el Planeta? El dinero y los recursos materiales son un medio para colaborar con tu misión y la misión planetaria, no un fin en sí mismo. Es decir, no tiene como objetivo ser acumulado sino vehiculizado (compartido).

Durante estos próximos meses todas las estructuras y sistemas de la vieja humanidad van a continuar siendo desmanteladas para dar paso a las plataformas de La Nueva Tierra. Sin duda la abundancia es una de las principales áreas que va a experimentar una notable transformación. Este pasaje interdimensional te invita a hacer una introspección profunda y a elevarte espiritualmente para dar el salto a una nueva realidad. Algunas de las temáticas principales que vamos a revisar colectivamente son:

*la liberación de tristeza ancestral causada por todas las creaciones del ego.
*nuevas maneras de dedicarnos a nuestro cuidado y nutrición integral.
*un pasaje de la mente al corazón.
*la oportunidad de reconectarnos con elecciones de vida / líneas de tiempo más elevadas.
*el embodiment de nuestros aspectos ascendidos.
*purgas colectivas para hacer el traspaso a las formas de La Nueva Tierra.
*el reconocimiento del Poder de la Unidad como fuerza de aceleración y de disolución de karma.
*una división más notable en las líneas de tiempo colectivas.
*la activación de templates/códigos internos para activar la Conciencia del Nuevo Humano.
*la activación del Ser/Aspecto Solar y del Portal del Corazón como acceso a densidades de conciencia más elevadas.

Todas estas oportunidades de crecimiento tienen que ver con la abundancia porque toda expansión y actualización de realidades está precedida por una gran purificación.

Donde UNO se orienta, todos nos orientamos. Somos una Unidad guiada por una misma visión evolutiva y un mismo llamado a experimentar Paz Global. Solo una civilización pacífica puede tener en cuenta el bien común y, así, prosperar. Recordá que sólo podés amar a los demás en la medida en la que te amás a vos mismo. Amarte (estar al servicio del Ser) no es un acto egoísta sino la mínima acción humanitaria que podés realizar para impactar en la ascensión espiritual de la Humanidad y del Planeta. El amor es la base de la abundancia (plataforma energética) de La Nueva Tierra.