Este Blog está al Servicio de la Iluminación Planetaria.

El 2020 es el año del Servicio Colectivo y muchos Seres están comenzando o completando la integración de aspectos de su conciencia superior con el fin de vaciarse completamente de sus programas de victimismo y despertar su Maestría. Este proceso de transfiguración es intenso porque afecta tu identidad. Inevitablemente, vas a preguntarte quien sos en realidad y cuestionar todo lo que creíste que te definía hasta este momento. En este Blog compartimos transmisiones de sabiduría universal que te ayuden a comprender la riqueza de esta transformación radical a la que decidiste entregarte para facilitar tu transición hacia la Unidad.

Leer más: ¡Bienvenido a nuestro Blog!

Para completar tu transición hacia la Unidad tenés que aceptar todas tus experiencias de vida y todos tus aspectos internos.

Para cerrar el ciclo de energía que tu Ser vino a experimentar, es necesario que reconozcas todas tus partes y dejes de proyectar las que considerás negativas o indeseables. Este es un proceso guiado por el Amor Universal porque solamente una fuerza tan benévola es capaz de lograr tu entera aceptación. Unifcarte implica tomar responsabilidad por tu realidad y recordar que sos Fuente divina de todo lo que se presenta en ella. 

Para recordar quien sos y realizarte tenés que estar en contacto con tu esencia: tu naturaleza no condicionada. Tenés que iluminar tu sistema de creencias para darte cuenta, por experiencia directa, de que no te define y, por lo tanto, tampoco establece los límites de lo que es posible realizar. Todos tus programas mentales te quitan poder porque confuden tu identidad con un cuerpo físico y con las posesiones que, supuestamente, le pertenecen.

Para facilitar tu proceso de Embodiment voy a compartir en este Blog el conocimiento de la Biblioteca Dorada, es decir, la Sabiduría Iluminada de La Nueva Tierra, para que puedas acelerar tu camino de expansión de conciencia y activar los códigos de luz que abren la puerta a tu Iluminación. Este estado representa la liberación de todas las limitaciones que creó tu mente y, por lo tanto, de la recuperación de tus dones innatos. Tu Ser se separó del Uno para vivir experiencias individuales (como una individuación del Todo) y amplificar su auto-conocimiento, pero llegó el momento de completarte para experimentar tu deseo más elevado: tu liberación completa. Estamos todos en un camino de regreso a casa, a la Unidad con nuestro origen divino. Nuestra oportunidad de realizar el Paraíso en la Tierra se desprende de este reconocimiento: saber que no estamos separados de la Fuente.

Leer más: Abrite a la Sabiduría Iluminada

La dualidad es el programa mental que te hace sentir separado de tu Fuente (Divinidad). Crea un filtro de percepción que produce esa sensación de distanciamiento y la primera herida inconsciente: el abandono y la soledad.

La Unidad te recuerda, experiencialmente, que estás completo y que esa separación nunca existió. Por lo tanto, tenés conciencia de todas tus cualidades originales y de la perfección de tu existencia. Recuperás tus dones y toda la sabiduría que fuiste activando a lo largo de la eternidad. Dejás de percibirte fragmentado o carente porque podés captar, en cada instante, todos los aspectos multidimensionales de tu Ser. 

La Unidad trae prosperidad porque tu abundancia no tiene que ver con tus posesiones sino con tu estado de conciencia plena. Es tu autorrealización la que despierta un sentimiento profundo de plenitud y gratitud. La dimensión de Unidad borra todos tus programas de carencia -tu percepción de falta, injusticia e imperfección- porque cuando recordás quien sos en realidad reconocés tu configuración divina. Fuiste diseñado para la grandeza y tu ADN está preparado para revelar todo tu potencial (oculto).

Leer más: Tu flujo de abundancia se activa vibracionalmente

La verdadera sanación no significa curar algo enfermo sino retornar algo aparentemente fragmentado a la Unidad. Este es el proceso de unificación que está viviendo la Humanidad: la transición de una auto-percepción carente (basada en programaciones de falta) para volver a tomar conciencia de su eterna interrelación con la Fuente de toda existencia. 

¿Qué sucede en el camino de regreso al Todo? Salen a la luz todas las partes (fractales de nuestra conciencia) que vibran en miedo porque creen haber perdido esa conexión primoridal. Todo Ser sabe que tiene un propósito y que está cumpliendo un ciclo energético más grande que la vida lineal con la que está identificado. Tu miedo más profundo, aunque te distraigas con otras amenazas internas y externas, es el de no poder realizarte; no tener el valor para revelar tu luz completa y expresar tu Ser auténtico. Tenés un contrato con la Humanidad y con el Planeta, que olvidaste en algún momento, y que es momento de recordar para que puedas completar el ciclo de experiencias que tu Ser eligió transitar para poder liberar tu energía vital y expresar tu dharma: tu esencia pura e íntegra (no condicionada por el miedo ancestral).

Leer más: Sanación Planetaria

Estamos iniciando un nuevo ciclo humano-planetario y la recalibración colectiva que estamos experimentando está al servicio de alinearnos con nuevas frecuencias que van a favorecer la activación de códigos de luz en nuestro ADN y actualizar nuestro cuerpo físico-energético. La próxima década es una oportunidad para co-crear una nueva plataforma de conciencia en la que la Unidad nos inspire a reunirnos como una única fuerza de transformación para conocer el poder del amor en acción.

Para poder hacer este traspaso, te sugiero conectarte interiormente y soltar todo lo viejo. Las herramientas 3D, incluso las espirituales, ya no sirven. Estamos en un proceso de renovación absoluta. Tu principal herramienta ahora es tu vibración. Muchos están siendo llamados a evolucionar pero no todos están eligiendo hacerlo porque no lo creen posible, no se reconocen como agentes de cambio o están identificados con programaciones de falta y con una mentalidad dual, que propicia la separación y la división entre Seres para que el miedo pueda aun infiltrarse.

Leer más: Impacto Planetario

Para recorrer el camino directo hacia la Iluminación la conciencia va a darte señales en forma de Códigos, Claves, Iniciaciones y Prácticas que necesitás integrar para dejar el apego al miedo y a las programaciones de carencia que te mantienen recreando una vida limitada y poder aceptar tu Divinidad.

Los Códigos son contratos sagrados que establecés con tus aspectos más elevados y que te comprometés a vibrar para despertar tu pleno potencial y realizar tu anhelo profundo de autorrealización. Te preparan vibracionalmente para Vivir y Servir en Unidad y ser un vehículo de altas frecuencias de energía. Son regalos de tu Divinidad. Si podés honrarlos, vas a despertar toda la abundancia que acompaña tu transición hacia la luz plena.

A través de nuestro Equipo y Comunidad hemos transmitido diferentes Códigos para abrir portales (accesos a niveles de conciencia más elevados) para acelerar y facilitar la evolución colectiva. Cada uno de estos Códigos es una llave que abre las puertas a tu prosperidad; despiertan tu ADN y tu inteligencia multidimensional para preparar tu cuerpo de luz para estar en armonía con La Nueva Tierra.

Leer más: Códigos de Luz

Es evidente que se están desmantelando los viejos sistemas sociales, es decir las estructuras organizativas en las que se basaba la Humanidad para intentar prosperar. Lo que puede ser menos evidente es que no van a retornar a su funcionamiento habitual luego de este impasse. El gran propósito de este reseteo global es el de hacer emerger las nuevas plataformas (las formas de La Nueva Tierra). En vez de insistir en recrear lo conocido (apego) podés enfocarte en comprender lo nuevo (evolución). El apego va a traer sufrimiento y percepción de pérdida y crisis porque te va a reflejar tu miedo a la transformación y tu hábito de resistir los cambios naturales.

Muchos Seres están experimentando cambios en su forma de vincularse y en sus trabajos. ¿Cuál es el propósito del flujo natural y espontáneo de evolución? En términos generales, estamos viviendo una transición de las relaciones de dependencia, a los emprendimientos propios para, finalmente, Vivir y Servir en Unidad. El paralelismo con las relaciones es el mismo: hay una evolución de relaciones kármicas (basadas en juegos de poder y dependencia) a relaciones afines (alineadas con los valores más importantes de cada Ser) y, en algunos casos, a una expresión difícil de entender linealmente, que es la unidad/fusión de conciencia entre Seres. Esta transformación muestra el empoderamiento que está viviendo la Humanidad y el efecto que los Códigos de Libertad y Autonomía están teniendo en la Conciencia Colectiva.

Leer más: Conexión Sagrada

Todo lo que se presenta/revela en tu vida es una iniciación: una oportunidad para retornar a la Conciencia Plena. Te muestra lo que olvidaste de vos mismo para que puedas recordar tu esencia. Son reflejos de tu autopercepción (cómo te ves a vos mismo) y las cualidades que tenés activas y aquellas que negaste, dándole poder a algo externo o a un pensamiento no auténtico que reafirma una identidad limitada.

Cada uno de tus centros de energía contiene uno de tus dones o poderes divinos. Van a ser rechazados hasta que puedas estimarlos. ¿Cómo lo hacés? Dejando de dudar y reconociendo su valor. Por ejemplo, si tu don es la visión, tu entorno va a reafirmarte que tu sabiduría no es importante o que tu percepción está errada. Recordá que quienes te rodean personifican tu sistema de creencias. Si tenés la habilidad de amar incondicionalmente, seguramente te reflejen que sos débil y sumiso. Si tu principal poder es el de materializar abundancia, te dirán que sos vanidoso y ambicioso. La voz del ego descalifica tus dones para que desistas de utilizarlos porque es a través de ellos que recordás tu naturaleza divina. Lo que das por sentado encierra un gran poder; son las herramientas que te preparan para recorrer tu Gran Destino. Por lo tanto, transformá toda debilidad para encontrar tu fortaleza y reclamar así tus dones innatos. La clave para tu autorrealización es la apreciación.

Leer más: Un (largo) camino a casa

¡Llegó el momento! Estamos ingresando en el corredor energético de junio, que nos brinda la oportunidad de amplificar el Embodiment Divino. Implica que todo lo que no es auténtico se va a revelar (dejar de estar oculto) para poder soltarlo y hacer espacio interno para anclar vibraciones esenciales (del Ser). Los apegos más profundos van a ser iluminados; si estás aferrado a tu personalidad vas a sentir un sacudón de energía para desprender lo que está interfiriendo con tu expansión de conciencia. Este llamado a despertar tiene la intención de ayudarte a des-identificarte de las programaciones de carencia y miedo que te impiden dar un salto evolutivo.

Para unirte a este flujo, te sugiero purificarte internamente (eligiendo comidas livianas, hidratación con agua purificada y/o ayunos) y depurar tu entorno, haciendo una revisión minuciosa de tus relaciones, actividades, hábitos y espacios físicos para desprenderte de lo que no te sirve para evolucionar (y solo elegís mantener por culpa o lástima) y alinear tu realidad con vibraciones de paz y silencio que propicien la expresión de tu conciencia iluminada.

Leer más: Embodiment Colectivo

Aquello con lo que te conectás se convierte en tu foco diario y, por lo tanto, en tus prioridades. Tus sentidos están constantemente captando estímulos del entorno y, sutilmente, se están sintonizando con esas vibraciones. Todo aquello a lo que estás expuesto moldea tu personalidad, refuerza ciertas actitudes, preferencias y decisiones de vida. Es importante que puedas conectarte con tu corazón y elevar tu mirada para recordar que más allá de la vida humana con la que estás identificado hay una experiencia divina que puede despertarse en tu interior.

Para desplegar este potencial, escuchá tu interior y dejá que esa presencia interna te guíe y te muestre cómo seguir activando más aspectos de tu esencia original. Tu realidad es vibracional y, por lo tanto, si permitís que las frecuencias de tu corazón reordenen tu vida, todo va a empezar a iluminarse. No se trata de despreciar tu vida actual o de exigirte para lograr un resultado determinado, sino de volver a sentir paz y armonía para que tu realidad pueda transformarse con el poder de tu conciencia. Cada día podés elegir incorporar algo que te recuerde tu pureza; puede ser un objeto decorativo, un nuevo lugar para habitar, más contacto con la naturaleza, nuevas relaciones, prácticas de meditación, cantos sagrados, una vela encendida que simbolice tu elevación espiritual. Tu intención sincera magnetiza/realiza nuevas realidades.

Leer más: El valor de tu visión

En momentos de transformación es importante que te enfoques en tu visión más elevada y no en lo que se está reordenando/desmantelando. La visión tiene el poder de concentrarte en lo que está emergiendo para reemplazar tu antigua realidad. Cuando tu percepción no está clara, toma el mando el piloto automático, es decir tu sistema de creencias, tus pensamientos habituales. Tu mente condicionada empieza a tomar decisiones aleatorias, basadas en el miedo y te desvía de la sabiduría del Ser. 

Tu visión se fortalece cuando está impulsada por intenciones puras, por tu expresión sagrada. Recordá que las palabras despliegan realidad porque emiten vibraciones específicas. Parte de todo cambio implica dejar ir lo que ya no te sirve sin perder de vista las nuevas oportunidades que se presentan para seguir impulsando tu evolución. ¿Qué te sucede cuando una estructura que te da seguridad se ve amenazada? Podés convertir esta pregunta en un ejercicio de introspección para identificar tus apegos más profundos y las emociones que surgen cuando algo está en transición hacia una nueva realidad. ¿Podés permanecer centrado en el ojo de la tormenta? ¿Podés sentir el amor que disuelve tus antiguos conflictos y limitaciones y te trae más abundancia?

Leer más: Enfocate en la armonía

Tu vida tiene un propósito que sólo podés revelar cuando abrís tu corazón. La mente tiene metas humanas, limitadas por tu identidad física y por los alcances de lo que creés que es posible realizar de acuerdo al condicionamiento que recibiste.

Tu plan de vida refleja tu potencial divino; abarca todo lo que viniste a experimentar en el plano terrenal. Implica que recuerdes quien sos en realidad y qué es lo que viniste a contribuir a tu propia expansión y a la elevación de la Humanidad y el Planeta. Comprende tu visión más elevada, que es la que te inspira a remover los velos de ilusión que te separan de tu Gran Destino.

Leer más: Conocé tu Plan de Vida

La paz conduce a la abundancia. En La Nueva Tierra prosperan quienes abren su corazón e impulsan el cambio de conciencia colectivo. Son los Nuevos Humanos que recuerdan que la realidad es vibracional y que su realización depende de sus recursos internos. Quienes acumulan, pierden energía; quienes se simplifican, multiplican sus oportunidades. El dinero, tus recursos materiales y los objetos que asociás con tu abundancia no tienen poder; no pueden darte seguridad, garantizarte amor o elevar tu autoestima. No son la Fuente (el origen) de tu plenitud sino el reflejo natural (el resultado) de tu abundancia interna.

Leer más: La paz conduce a la abundancia

Durante esta transmisión escrita te invito a conectarte con la Paz. Estamos atravesando un momento individual y colectivo propicio para enfocarnos en lo que es trascendente y en las frecuencias que impulsan nuestra evolución planetaria.

¿Cómo podemos resolver nuestros desafíos? Sabiendo que no necesitamos tanto como pensamos. Los problemas se originan cuando hay desequilibrio, cuando deseamos más de lo que realmente necesitamos para vivir una vida plena. Cuando encontrás armonía, no sentís falta, ni financiera ni emocional. La resolución pacífica a todo aparente conflicto implica desapego, pero la mayoría de las personas se aferra al miedo y a la necesidad. Consume y depende de un sistema que nunca le trae satisfacción.

Leer más: Un llamado pacifista