Aceptá lo que te corresponde

¡Aceptá lo que te corresponde! Tu realidad te refleja lo que necesitás integrar para volver a la Unidad.

»Lo que impulsa tu liberación no es tu capacidad para hacerte las preguntas que te ayudan a auto-indagarte sino querer hacerte las preguntas correctas y encontrar tus respuestas evolutivas. Tu transformación se apoya en tu voluntad consciente porque tu libre albedrío determina las experiencias que elegís vivir y cuáles postergar o rechazar.

Una pregunta que te conduce a una respuesta maestra te revela la llave de acceso a una nueva densidad de conciencia, que contiene las soluciones cuánticas que querés conocer para iluminar tu realidad.

Cuando hacés una pregunta, abrís un contenedor invisible que atraerá la respuesta perfecta. Puede ser en forma de un libro, un maestro, una melodía, o una situación que necesita de tu intervención. Tu mente puede rechazar alguna de ellas porque formó expectativas para controlar el acceso a la sabiduría. Tu mente evita los miedos en vez de desarmarlos.

Si lo creás, lo necesitás.

Abrite a recibir todo lo que se presenta en tu realidad, aunque sea inesperado o ilógico, porque es la manera en la que la inteligencia divina te provee de lo que impulsa tu evolución. No es lineal, sino milagroso. Todo lo que sucede en tu realidad te corresponde; si ya lo hubieses comprendido, no lo estarías desplegando como escenario de expansión. Tu mente puede convencerte de haberlo trascendido, pero la evidencia te muestra que aún no integraste esa perla de sabiduría.

Nadie puede hacerte sentir algo que no está dentro de tu rango vibracional. Cada mensajero te recuerda una pieza clave de tu rompecabezas para que puedas armar la figura completa y atraer experiencias más evolucionadas.

Sólo tomá decisiones cuando sientas dicha y gratitud.

Mientras elegís a una persona o situación, agradecelos. De lo contrario, hacé una nueva elección, pero no permanezcas quejándote, rechazando tu propia preferencia o necesidad. Sólo la dicha puede hacerte tomar decisiones sabias porque el dolor / miedo es reactivo y nubla tu percepción.

El resentimiento te hace rechazar y despreciar oportunidades. Es una forma de orgullo que encubre tu apego al ‘no merecimiento’ y te priva, justamente, de lo que amás y anhelás realizar.»

Más revelaciones…

Está transmisión está basada en el contenido de nuestro eBook: Revelaciones Divinas. Descargalo gratuitamente aquí para conectarte con tu maestría energética, jugar con el tiempo lineal, abrir portales de salud-abundancia cuántica y reactivar tus dones de alquimia avanzada.

Amor y bendiciones,

Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Feedbacks en linea
Ver todos los comentarios
0
Apreciamos tu sensibilidad, por favor deja tu comentario.x
()
x
Abrir chat